IRONÍAS EN ESPAÑOL

Es frecuente que cuando queremos hacer uso de la ironía nos expresemos de forma contradictoria. Es decir, que pensamos una cosa y decimos otra (esto es también la base de la diplomacia, ya que estamos). Aquí algunos ejemplos de lo que digo:

ANGELITO

Persona de dudosas intenciones o de malas cualidades morales.

ARRÓPATE, QUE SUDAS

Se usa para referirse a quien, habiendo trabajado poco, aparenta estar muy cansado.

BOCA DE VERDADES

Persona que miente mucho.

BOLONIO

Necio, ignorante.

Bolonios eran los alumnos del Real Colegio de España en Bolonia. De instruidos a necios por arte de la ironía.

BRAVO BONETE

Persona tonta e idiota.

Otro caso parecido al anterior.

CALENDAS GRIEGAS

Tiempo que no ha de llegar, porque los griegos no tenían calendas.

CUBRIRSE ALGUIEN DE GLORIA

Meter la pata.

DOLOROSA

Factura, cuenta que hay que pagar.

ENTRE BOBOS ANDA EL JUEGO

Cuando quienes tratan algo son igualmente diestros y astutos.

Es también el título de una comedia de Rojas Zorrilla.

FACILILLO

Difícil (‖ que presenta obstáculos).

Sin comentarios.

HABERLA HECHO BUENA

Haber ejecutado algo perjudicial o contrario a determinado fin.

HERNIARSE

Agotarse por el excesivo esfuerzo realizado.

MAESTRO DE ATAR ESCOBAS

Persona que afecta magisterio en cosas inútiles o ridículas.

No confundir con el hierofante, maestro de nociones recónditas

PIÑONEAR

Dicho de un hombre ya maduro: Galantear a las mujeres, como si fuera mozo.

En la actualidad a ese tipo de hombres se le conoce como pollavieja.

PREDESTINADO

Dicho de un marido: Engañado o cornudo.

El fatalismo español en una sola palabra.

SER DE BUENA TIERRA PARA SEMBRAR NABOS

Ser inútil.